La función que sale mal

La función que sale mal

¿Irías a ver una obra de teatro que, desde un principio, sabes que va a salir mal? Yo sí, desde luego. Es cierto y un «de todo se aprende»… Pero hay veces que lo que peor sale es lo más divertido, sin duda.

También te recomendamos...

La función que sale mal es una alocada y desternillante comedia sobre un grupo de teatro amateur, que llenos de ilusión y con energías renovadas, vuelven a los escenarios para estrenar nuevamente su función, llamada Murder at Haversham Manor, con muchas ganas y muchísima esperanza, porque esta vez, están convencidos que todo saldrá mucho mejor… y si este es el resultado, ¡cómo serían los anteriores! No sé si es el Karma, Murphy y sus leyes o el destino, pero todo lo que imaginéis que puede salir mal… ¡lo hará! Cargado de ingentes cantidades de carcajadas y aplausos, eso sí, y bien merecidos.

La adaptación de Zenón Recalde, cuenta con un elenco de la mejor calidad: al mando del equipo técnico, disfrutamos de la divertidísima interpretación de Ricardo Saiz; a su vez y ayudándole en todo lo que podía, ya fueran decorados, efectos o personajes desaparecidos en extrañas circunstancias, Aránzazu Zarate con la que no podíamos parar de reír y que ya nos metió en la historia nada más llegar… De hecho, se llevó a nuestro fotógrafo Mikel Masa, para echarle una manita en el escenario, ¡menudas carcajadas! Agente al mando para resolver el crimen en cuestión, el detective al que daba vida Adriá Olay, encargado de dirigir esa disparatada y desastrosa compañía y el pobre que daba la cara ante los desastres, que no pudo estar más acertado y entretenido. Y claro, si era un crimen, es porque había un muerto, un fabuloso Felipe Ansola, al que ya hemos podido ver en otras producciones y que siempre nos sorprende para bien. Un muerto que estaba muy vivo y menos mal, porque fue graciosísimo, tanto sufriendo como combatiendo, ya lo entenderéis cuando la veáis.  Y qué sería de una gran mansión sin su mayordomo, en este caso Agustín Otón, brillante, extraordinario en su hacer en cada escena. Tampoco podía faltar la chica guapa, la belleza de la historia, una simpática Carla Postigo que pasa más pena que gloria pero muy amenas, y su hermano, interpretado por Víctor de las Heras que nos mostró su gran destreza y sus habilidades de escalada con las que llorábamos de la risa. Y sin olvidar uno de los platos fuertes, el amante, el hermano del pobre fallecido, un actorazo, el maravilloso David Ávila con un trabajo impresionante.

Destacar y resaltar la perfecta sincronía de todos los profesionales allí presentes de los diferentes aspectos teatrales que trabajan en La función que sale mal, porque hacen que una función que supuestamente sale mal, salga impoluta y de 10.

Este exitoso espectáculo se estrenó allá por el 2012 en Londres, en el West End, y desde entonces ha sido la gallina de los huevos de oro repleta de premios y reconocimientos. El texto de Henry Lewis, Jonathan Sayer y Henry Shields, obtuvo el premio Olivier, en 2015, a la mejor comedia, cuenta con más de 8 millones de espectadores que han reído con sus personajes y las desafortunadas situaciones que viven y ha recorrido más de 30 países. Lo que decía, todo un éxito. 

El Teatro Marquina, junto a Som Produce, Nearco Producciones, Cobre Producciones y Olympia Metropolitana, nos brindan la ocasión de pasar un rato de lo más agradable disfrutando de La función que sale mal. Sin duda la hora y 40 mejor invertida de todo el día, ¡y amenazamos con volver!


Plan relacionado

Ver más planes en Madrid

También te recomendamos...