El Espíritu de Santi Rodríguez

La muerte, el fin de la vida, el suceso irreversible que más teme todo ser vivo. Eso que nunca nos viene bien, que llega en el peor momento o en el menos indicado y que nos hace ver que no somos nadie, aunque sí personas maravillosas que parece que nunca han roto un plato. Puede que sólo mencionarlo nos recorra un escalofrío o que sea un tema tabú pero, como se suele decir, únicamente hay una cosa segura en esta vida: vamos a morir.

También te recomendamos...

Sobre todos estos argumentos trata el maravilloso y aclamado Santi Rodríguez, sí… El frutero, como se le conoce popularmente. El actor y humorista dio el gran salto a partir de una serie televisiva en la que interpretaba ese personaje anteriormente mencionado, pero son muchos son éxitos acumulados en su destacable carrera.

Espíritu es un montaje en el que, desde el punto de vista más hilarante y divertido, se cuestionan los aspectos más destacables de la vida… y de la muerte. ¿Qué necesitas llevar cuando mueres? ¿Dónde vas? ¿Por qué vas? ¿Qué sucede allí?… Miles y miles de preguntas que el espectador podría hacerse y que, con delicioso gusto y talento, responde Santi Rodríguez. El protagonista acaba de fallecer y su situación es un tanto delicada: de mudanza a ninguna parte, con inquilinos en su propia casa y más de un asuntillo que resolver. Y es que la muerte te pilla de repente y sin avisar. Por eso, el artista nos prepara ante lo que ocurrirá, todo ello aderezado de risas y las más sonoras carcajadas.

Que la muerte nos da miedo es un hecho. Pero… ¿Y la vida no? El humorista anima a su público a vivir, a disfrutar la existencia y no pasar por ella desapercibida y de puntillas. El intérprete andaluz regala un espectáculo chispeante y con mucho gusto, en el que trata a los espectadores con absoluto talante y educación y que no deja indiferente a nadie, removiendo los corazones o el alma.

Foto: Mikel MASA

Un show fantástico. Noventa minutos de enriquecido contenido defendidos con dominio absoluto sobre las tablas. Un Santi Rodríguez que demuestra su comodidad en el escenario, su pasión por el humor, el disfrute propio ante tantas personas y su brillante trabajo. El Teatro Bellas Artes de Madrid acoge al Espíritu más cómico de toda la cartelera madrileña, cada sábado, para todo aquel que desee reír y emocionarse a partes iguales.

Para que la muerte no os pille sin verlo, lo mejor es ir al teatro. No digáis luego que no os lo dije.


Plan relacionado

Ver más planes en Madrid