Rock Circus en Madrid, un homenaje precioso a la música que tanto nos gusta

Sin lugar a dudas, el rock en general es quizás uno de los tipos de música más escuchados de todo el mundo. Se trata de un género bastante potente, aunque a la vez puede ser de los más melancólicos y románticos que existen. Rock Circus busca interpretar a través de su show todos los sentimientos que afloran al momento de escuchar una canción de rock. Pero, ¿lo consiguen? Asistimos a la última función del espectáculo, el primero de noviembre y vaya que quedamos gratamente sorprendidos.

También te recomendamos...
Foto: Rock Circus

Para ser sinceros, llegamos a la carpa sin demasiadas expectativas, puesto que hemos conocido o visto en varias ocasiones, a través de internet, propuestas de este tipo, o por lo menos eso creíamos. No éramos conscientes de que estábamos a punto de observar un show en todas las reglas con música de muy buena calidad, artistas con muchísimo talento, una muy buena gestión del show y sobre todo un espectáculo que no paraba en ningún momento. Desde el comienzo hasta el final del evento, pudimos observar una gran cantidad de actuaciones, sin demasiadas pausas entre una y la otra, tal y cómo debe ser. Además, el maestro de ceremonias era de los más jocosos, interactuaba bastante bien con la audiencia y llevaba las riendas del show tal y cómo debía hacerlo.

Las actuaciones

En cuanto al tema de las actuaciones, podemos asegurar que se notaba el trabajo tan duro que requieren los actos y la cantidad de horas invertidas en preparar cada una de estos. Estamos seguros de que cada uno de los artistas que participaron en la producción son sumamente talentosos, pero el gran show que consiguieron armar no sería ni la mitad de lo majestuoso que logró ser, si no hubiese cientos de horas de trabajo detrás.

Foto: Rock Circus

Partiendo de una base de actuación de circo clásica, han conseguido construir un performance capaz de sorprender a muchísimas personas, la alegría dentro del público se hace notar al momento de observar cada uno de los actos. Claro, todo esto aunado a una banda sonora exquisita de diferentes tipos de rock. Los intérpretes, un chico y una chica, cuentan con voces muy potentes, dignas de los más grandes éxitos de este género, él con una voz un poco más gastada y ella con una voz que consigue ponerte la piel de gallina.

Foto: Rock Circus

Hubo un acto en particular que llamó muchísimo nuestra atención; se trata de una actuación romántica, interpretada por una chica y un chico con habilidades asombrosas, no solo a nivel técnico, sino también a nivel artístico. A través de esta presentación lograron mostrar al público los dotes románticos con los que cuentan los grandes éxitos del rock. También, llevaron a cabo el típico número de las motos dando vueltas en una especie de cesta, pero dieron un paso más, en lugar de haber las clásicas dos o tres motocicletas, consiguieron meter seis, el público flipó. ¿Y cómo no hacerlo? En una mágica como esta, con todo ese rock en las venas y cantando a todo pulmón. Sin lugar a dudas, se trata de un espectáculo maravilloso, que cualquier persona puede llegar a disfrutar, una experiencia muy recomendable y que nadie debería perderse.

También te recomendamos...

¡Afortunadamente ya están trabajando en Rock Circus 2!