Hoy me he atrevido: hoy he salido de mi refugio.

Por Alia Zuffi. Relato seleccionado para el domingo, 26 de abril de 2020, en el I Concurso de Microrrelatos «Hoy Madrid». Foto de M. Peinado.

También te recomendamos...

Después de un mes de confinamiento en la capital, sin ir al trabajo, al colegio o al supermercado –siempre va mi marido–, hoy me he atrevido a salir de mi refugio para alcanzar, a unos cincuenta metros de mi piso, el socorrido contenedor del vidrio. Hacía un día demasiado bonito para dejar escapar esta ocasión, demasiado soleado para renunciar una vez más en favor de mi hijo, actual encargado de tirar papel, cartón y cristal, demasiado luminoso para renunciar a una dosis, gratis, de Vitamina D natural.

Así que, egoístamente, hoy he salido de mi refugio, apartando las agotadoras, pero también catárticas y liberadoras, tareas cotidianas de orden, limpieza y desinfección del hogar, abandonando a los demás, entretenidos con recetas, videojuegos o whatsapp, dejando atrás la doméstica seguridad familiar.

También te recomendamos...

Y con los guantes de látex en las manos, el gel desinfectante en un bolsillo, una mascarilla quirúrgica en el otro y el miedo en el cuerpo, por si acaso, me enfrenté a la soleada realidad de un día pascual del todo especial, lejos de mi añorada ciudad de nacimiento, Milán, pero cerca de mi amada ciudad de adopción, Madrid.